Las planchas para el cabello se han ido ganando un sitio privilegiado en la rutina de belleza de algunas mujeres, es posible salir perfectamente peinadas de casa sin tener que pasar por un salón de belleza, además de un ahorro considerable de dinero, son muy manejables y su consumo eléctrico es relativamente bajo.

12

Pero, ¿Cuáles son las características para buscar una plancha para cabello perfecta? Lo primero es asegurarse que el cabello va a estar en buenas manos y no va a quemarse o maltratarse. Es por ello, que hoy en día el material más habitual en las planchas es la cerámica, las placas de cerámicas distribuyen mejor el calor, además de aportar suavidad y disminuir la fricción ocasionada por el uso continuo de la plancha.

Es importante resaltar que las placas de cerámicas evitan que se acumule electricidad estática en el cabello, otorgando un acabado sedoso y brillante. Hay que tener cuidado que el material sea 100% cerámica y no de otros materiales recubiertos con cerámica, ya que podrían deteriorarse mucho antes.

El cable es un punto significativo al momento de adquirir una plancha para el cabello, este debe ser largo y de unión basculante, es decir que el cable pueda girar 360 grados. No es recomendable enrollar el cable sobre la plancha caliente, solamente cuando el aparato se haya enfriado.

El ancho de las planchas para el cabello dependerá del uso que deseemos darle y también de las características del cabello:

Planchas Anchas: ideales para el cabello grueso o rizado, con este tipo de planchas se conseguirá un buen resultado sin mucho esfuerzo.

Planchas Medias: las más utilizadas, perfectas para cabellos de medios a largos y grosor normales a finos. Este tipo de plancha es muy versátil.

Planchas finas: para cabello corto van bien, el cabello se moldeará más fácilmente que con planchas más gruesas.

Planchas de viaje: Son mucho más pequeñas y se utilizan para retocar, no es recomendable comprarlas para uso diario, son simplemente un complemento.

Al adquirir una plancha para el cabello hay que tener en cuenta que se adecue al tipo de cabello y el largo que se tiene, teniendo presente su material, ya que este protegerá el cabello sin maltratarlo.