¿Cuál es tu modalidad preferida: MTB o carretera?

Siempre ha existido una lucha entre saber cuál es la mejor modalidad para practicar ciclismo, durante años se ha disputado una batalla entre el ciclismo de ruta y el de montaña. Los dos cuentan con demasiados aficionados en el mundo ¿Cuál es tu preferido? Permíteme hacer un análisis comparativo de la diferencia entre las bicicletas de montaña y las bicicletas de carretera desde varios ángulos.

 

Diseño de la bicicleta

En términos generales, las bicicletas de montaña tienen una buena capacidad de adaptación a diferentes clases de terreno, por lo general, la mayoría de los neumáticos cuentan con un ancho de 1.95 a 2.3 pulgadas y un diámetro de rueda de 26”, 27.5” y 29” para elegir dependiendo el nivel de dificultad del camino. Al mismo tiempo, con el fin de permitir a los ciclistas andar con mayor precisión en caminos de montaña complejos y variados, estas bicicletas suelen utilizar frenos de disco y horquillas delanteras con suspensión. Ante un terreno más complejo, el conductor incluso usará una bicicleta de montaña más firme con excelente nivel de agarre al suelo, alta resistencia, y flexibilidad.

Comparado con el concepto de diseño de una MTB, el diseño de las bicicletas de carretera está más inclinado a la alta resistencia, bajo peso y baja resistencia al viento, estas características se pueden ver en una figura mucho más delgada. El diámetro de la rueda 700CC está equipado con un neumático estrecho con una pequeña banda de rodadura, en algunos casos se combina el diseño aerodinámico de un cuadro plano, un mango doblado y una abrazadera oculta para crear una bicicleta de carretera que es diferente de las normales. Un diseño ideal para amantes de la velocidad en la ciudad o sobre el asfalto de las carreteras.

 

Conciencia del equipo

En las competencias de estos estilos de bicicleta, el ciclismo de ruta está más inclinado a probar la capacidad de trabajo en equipo, no únicamente la fuerza física y la resistencia. En un grupo grande con varios ciclistas, la estrategia se centra en cambiar la forma de la alineación para lidiar con el viento cruzado, cómo guiar a los compañeros de equipo para abrirse paso y cómo bloquear las cartas antes del sprint final, cómo romper la mano del viento cómo sacar con éxito sus propios velocistas, todos los cuales deben confiar en poderosos La coordinación táctica y el trabajo en equipo cercano se pueden lograr.

En comparación con el ciclismo de ruta, la especialidad MTB está más inclinada a una forma de competencia. Debido a la particularidad del terreno de la pista de montaña, los ciclistas se ven expuestos a terrenos con alta dificultad y que deben ser sobrepasados en pasos estrechos de gran complejidad. No es un terreno propicio para el trabajo en equipo a gran escala, y para ganar, no es necesario contar con un impecable trabajo en equipo. La clave para ganar una carrera de MTB es una fuerte resistencia y una habilidad extraordinaria. Por lo tanto, esta modalidad es más como una competencia por la fuerza individual.

 

Ciclismo por diversion

Cuando se deja la competencia a un lado y lo que se quiere es un deporte que genere entretenimiento en el día a día, diversión, compañerismo, y, además tenga la posibilidad de recorrer largos kilómetros dentro de la ciudad, evitando el tráfico y poder así disfrutar de la velocidad que este tipo de bicicletas ofrecen a los deportistas.

Por otro lado, la bicicleta de montaña atrae a público tanto de la ciudad como personas aficionadas a recorridos en trochas y caminos destapados. Sentir más adrenalina sobrepasando obstáculos, hacienda largos saltos, bajadas pronunciadas y el escalar poderosas montañas son parte de los retos que enamoran a los ciclistas MTB. Esta modalidad tiende a ser un poco más peligrosa, ya que el deportista está expuesto a terrenos complejos, donde una caída puede afectarle considerablemente si no se cuenta con la protección necesaria. y la sensación de montar en la naturaleza se ha convertido en un placer reconocido para los entusiastas de las bicicletas de montaña.

 

Plan y equipamiento de ciclismo

El ciclismo de ruta es un deporte altamente planificado, se deben tener en cuenta varios aspectos para lograr un gnivel de profesionalismo aún mayor, medir la cadena, la velocidad uniforme, las distancias, la cantidad de reabastecimiento y cuando es necesario reponer el gel energético, todo esto debe encontrarse enfocado en mejorar el rendimiento del ciclista. Montar como quieras no va a funcionar a sobre la carretera si lo que buscas es incrementar tu nivel en la bicicleta. Las tablas de códigos, los cinturones de frecuencia cardíaca, los sensores de cadencia y los medidores de potencia se han convertido gradualmente en un equipo estándar para los ciclistas de carretera. A través de los datos transmitidos por estos dispositivos, el ciclista puede comprender completamente los cambios en su estado físico para realizar ajustes en el próximo plan de conducción.

En comparación con el sofisticado y complejo movimiento de la bicicleta de carretera, en esta modalidad los ciclistas no tienen tantas restricciones. En el mountain bike, una bolsa de agua, unos cuantos kits de herramientas y uno que otro paquete de comida seca pueden ser el comienzo de un viaje bastante productivo. Sentirse libres y cómodos en la naturaleza, disfrutar de una conducción sin preocupaciones es la actitud ideal de los que practican sobre la montaña. Por lo tanto, en términos de planificación, los ciclistas de montaña no tienen mucha consideración, al mismo tiempo, las secciones de montaña complicadas y variadas harán que los ciclistas se concentren en la situación inmediata, y no hay mucho tiempo para comprender los cambios en los datos de conducción, instalados en la bicicleta de montaña. También habrá menos equipamiento que los ciclistas de carretera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *