Tips para limpiar en seco tu bicicleta

Una bicicleta limpia siempre te hará sentir bien. El rendimiento de sus componentes y la conducción serán mucho mejor, lo más importante es reducir el desgaste de la bicicleta para evitar constantes idas a donde el mecánico. Si te preocupa la oxidación que puede ocasionar el agua en diferentes partes de tu equipo, te recomendamos intentar de vez en cuando una limpieza en seco.

 

Comienza por la cadena y el desviador

Para evitar realizer un trabajo inútil, se recomienda verificar si la cadena necesita ser reemplazada antes de comenzar a limpiarla. Las cadenas excesivamente estiradas acelerarán el desgaste del sistema de transmisión y disminuyenla eficiencia de pedaleo. Para su limpieza no es necesario utilizar “métodos antiguos” como el queroseno o desengrasantes industriales. La grasa que se encuentra la interior de la cadena es fácil de extraer. La mejor opción son los limpiadores de cadenas para bicicletas bastante comercializados, los de algodón sin pelusa son claramente unos de los mejores.

Primero rocía el desengrasante en la cadena y el trapo, envuélvelo con un trapo debajo y gira la manivela en la dirección opuesta. Posteriormente, podrás observar que se acumula bastante suciedad en el trapo. Si el trapo ya está demasiado sucio, puede enguajar y nuevamente seguir limpiando hasta que la cadena recupere su brillo.

En el proceso de limpieza de la cadena, se recomienda limpiar por completa el desviador y el disco dentado en el camino para evitar que la suciedad en estos componentes no contaminen la cadena. Finalmente, al limpiar, es necesario tener bastante precacución de no rayar ni maltratar ninguna parte.

 

Limpieza de piñones

Retira la rueda trasera y rocía el respectivo desengrasante en los cassetes de la bicicleta y en el trapo. Procura no utilizar disolventes como el queroseno, que afectarán al marco. Es necesario realizer este proceso con la rueda en posición vertical, inserta el trapo en el espacio del cassete y tira de él hacia atrás y adelante. Se recomienda cortar el trapo en tiras para aumentar la tasa de uso y ahorrar costos. Si sigue estando sucio, es posible que necesites más detergente y otro trapo.

 

Limpia el marco y las ruedas

Antes de limpiar el marco, retira las ruedas delanteras y traseras, retira todos los accesorios como medidores de velocidad, las luces, los bolsos, etc., retira las partículas grandes de suciedad o material extraña atascada en los huecos de las piezas y luego coloca los engranajes en la posición más baja, de modo que los diales delanteros y traseros y la cadena permanezcan flojos. Una vez finalizada la preparación, rocía la solución de limpieza de la bicicleta diluida en el cuadro y limpia bien todas las superficies con un trapo. Presta atención a la parte inferior de la horquilla delantera, al interior del triángulo trasero, a la quinta dirección, a la abrazadera, etc. Si hay un velocímetro se debe tener bastante precaución y un cuidado especial al limpiarlos. Usa el mismo método para limpiar la llanta, los radios y el cubo, y verifica si el neumático y el freno están incrustados con materiales extraños. Si se trata de un juego de ruedas de fibra de carbono, se recomienda que el juego de ruedas se seque por completo y luego se reemplace, de lo contrario, podría producirse un ruido anormal.

Después de la limpieza, aplica una cantidad adecuada de lubricante o grasa a la cadena y listo. Cuanto mayor sea la frecuencia de limpieza de la bicicleta, mejor será el rendimiento de todas las piezas y menor será el costo de reparación, mantenimiento y reemplazo de los componentes.

 

Resuelve los siete sonidos más comunes y anormales de tu bicicleta.

Con el paso del tiempo, suelen presentarse ruidos anormales en la bicicleta, esto indica que hay un problema y requiere ser solucionado lo más pronto posible. No es tan sencillo encontrar la fuente del sonido y solucionarlo, pero a continuación, encontraras algunas causas comunes para ruidos que se presentan en diferentes partes de la bicicleta, y también se dan las soluciones correspondientes para estos inconvenientes. Espero que sean de gran ayuda para tu día a día.

 

1. Ruido en el tubo de la horquilla

Sonidos anormales en la potencia, la dirección o el manillar, generalmente suceden cuando no se instalan correctamente dichos componentes, una de las causas puede ser que el conjunto inferior no sea compatible al volante, esto ocasiona que el tubo del cabezal produzca chirridos y ruidos anormales. A veces es necesario realizar un apriete correcto de todos los tornillos que componen el sistema de dirección. La falta de grasa también puede ocasionar que se presentes estos incomodos sonidos, se recomienda de antemano generar una lubricación precisa para evitar estos problemas. Otra de las causas de ruidos es la falta de limpieza de nuestro equipo, la oxidación y la falta de mantenimiento después de días lluviosos incrementa la posibilidad de generar sonidos molestos. Si sientes que la fuente de sonido anormal está en la parte delantera de la bicicleta, y al girar el manillar en un estado estático también presenta un sonido anormal, que puede ser un problema con el conjunto del tubo de la cabeza o el tubo de la línea. La solución es simple: si está mal instalada, retira el manillar y vuelve a instalarlo. Si el manillar está lijado o el cojinete está oxidado, debe retirarse para una limpieza o reemplazarlo por completo.

 

2. Sonidos en los cables y fundas

Si al girar el manillar en estado estático se sigue produciendo un sonido anormal y luego de revisar la dirección, también puede haber sonidos causados por un conducto. Aunque el guiado interno en los cuadros ha mejorado mucho, en muchas ocasiones el roce dentro del propio cuadro es el causante de las molestias. Además, los cables y el interior de las fundas se pueden secar, provocando que al rozar suene. Hay fórmulas para evitarlo, y una de ellas es limpiando de vez en cuando los propios cables y aplicando unas gotas de lubricante en determinadas zonas del recorrido, especialmente en los puntos de fricción. No obstante, la mejor solución para mantener siempre un funcionamiento suave y preciso de la transmisión es sustituir los cables y las fundas al menos una vez al año.  también a si el ruido proviene del roce de un cable o funda con el propio cuadro en la parte exterior (o con una botella de la horquilla, algo que puede suceder con los cables de los bloqueos). En este caso es conveniente recolocar un poco el cableado para que no golpee y proteger con los adhesivos específicos las partes más propensas del cuadro. Es bastante molesto que algunos sonidos a menudo provengan de lugares pequeños e imperceptibles.

 

3. Roce entre el cable del descarrilador y el marco, biela o neumático

▲ Si el cable suele estar demasiado largo, puede rozar con el marco, la manivela e incluso el neumático

Normalmente, el cabezal del cable del desviador delantero suele rozar a la manivela y el marco, posiblemente, el roce de la llanta al girar, causen un ruido anormal. El “análisis dinámico” mencionado anteriormente también es aplicable aquí. Gire la manivela, Simule el estado del pedaleo y organice el cable de cambio a la posición adecuada para evitar ruidos anormales.

 

 4. Tornillos mal apretados

Los tornillos que no se ajustan de acuerdo con el valor de torque estándar también suelen producir un ruido anormal, es un problema bastante común en los cojines de los asientos, las tijas, las bielas, etc. Si hay un sonido anormal al momento de pedalear, es posible que el tornillo de sujeción de la manivela no esté completamente asegurado, o que el eje central esté suelto, etc., como se describe a continuación. En la parte del sillín es donde más suelen presentarse estos síntomas, Un par de apriete excesivo hará que tija y cuadro queden estrangulados, en este caso la aparición de ruido es síntoma de una pieza a punto de romperse. Un par de apriete escaso hará que con nuestro peso la tija vaya bajando poco a poco y lo que oigamos sea el roce con el tubo vertical. Se requiere un buen mantenimiento con regularidad y limpieza en todos los componentes, asegurar detalladamente cada tornillo para que no provoque estos sonidos indeseables.

 

5. Ruidos extraños en el eje central

El ruido anormal del eje central también es un problema común, y hay muchos factores que causan este inconveniente. Por ejemplo, el eje de la rosca no está apretado de acuerdo con el valor de torque estándar, la arena, el polvo, el lodo o el agua suele penetrar en el cojinete del eje medio y la desviación angular del eje central de presión no se encuentra bien instalada. Se utilizan rodamientos inferiores, el eje central presionado desmonta con frecuencia el rodamiento, este suele desgastarse y así sucesivamente.

▲ Herramientas de desmontaje

En la mayoría de los casos, el desmontaje incorrecto, la intrusión de arena y la pérdida de rodamientos son las causas más comunes. Por lo general, el rendimiento del eje central se ve afectado por el chirrido de algunas partes del cuadro. Con el ritmo de la fuerza de pedaleo, hay un sonido anormal regular. Al principio, puede no afectar la conducción, pero con el uso frecuente, el problema puede ser cada vez más serio. Se recomienda verificar si el desbloqueo rápido de las ruedas delanteras y traseras está ajustado correctamente antes de que se inicie el eje central. Si el sonido anormal se deriva del pedal o no, ambos pueden producir la ilusión de que el eje central presenta problemas.

 

 6. La cadena

La falta de lubricación y la adhesión excesiva de los sedimentos también logran producir un ruido anormal, se debe tener en cuenta el mantenimiento diario. También es necesario revisar la trayectoria incorrecta que presenta la cadena en el disco trasero, eso suele producir sonidos molestos y causará un desgaste grave en el disco trasero y en la propia cadena.

 

7. Pedal

Muchos ciclistas también pueden encontrar un pedaleo inusual, y el sonido anormal del pedal se puede juzgar fácilmente como un problema del eje central. Si estás utilizando zapatos y pedales de choclo, se recomienda revisar el eje de bloqueo cuando se sacude la bicicleta. Si la tensión del resorte es demasiado floja, el tornillo de bloqueo está mal ajustado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cómo cambiar las velocidades en una bicicleta de ruta?

Uno de los primeros problemas que se presentan al iniciar en el ciclismo de carretera, es el desconocimiento de como accionar y graduar correctamente las velocidades de la bicicleta, en el siguiente blog descompondremos gradualmente acerca de los cambios de la bicicleta, cómo cambia, cuándo cambia, y las precauciones al cambiar de velocidad, esperamos ayudar al ciclista aficionado, para que se prepare y conozca de mejor manera todo su equipo.

 

Identificar los cambios de la bicicleta

En toda bicicleta de ruta, que permita realizar cambios de velocidad, lo primero que hay que tener en cuenta es que el sistema de transmisión cuenta con varias marchas. El método de cálculo es: posibilidad de velocidad variable = número de discos x número de piñones. La biela se refiere a varios discos grandes conectados al lado derecho de la bicicleta. Los piñones se refiere a varios discos pequeños conectados al lado derecho de la bicicleta y a la maza trasera.

Sistema de Canyon ENDURACE CF SLX DISC 9.0 LTD, (izquierda) los piñones, (derecha) la biela

Tomemos como ejemplo de 2×11 el sistema de velocidades más común. Aquí, tiene 2 un biplato, es decir dos placas de biela y 11 piñones. Por lo tanto, la relación de transmisión total puede ser 2×11 = 22. Cabe señalar aquí que la combinación de 22 relaciones de transmisión no significa necesariamente 22 cambios diferentes, ya que algunas relaciones de transmisión pueden repetirse. Un ejemplo es el modelo Canyon ENDURACE CF SLX DISC 9.0 LT. El número de dientes de bielas son 52 y 36, y el número de dientes de piñones son 11 a 32. El número de dientes de cada disco se divide por el número de dientes de cada biela para obtener todas las relaciones posibles de engranajes. Como se muestra en la tabla a continuación, las tres relaciones de transmisión de 3.3, 2.6 y 1.6 se repiten dos veces, por lo que la velocidad de cambio única puede ser solo 22-3 = 19. (Nota: si mantiene dos decimales, las relaciones de los tres dientes no son exactamente iguales, pero la experiencia real no es muy diferente, por lo que puede considerarse como la misma “relación de los dientes”.)

Canyon ENDURACE CFSLX DISC 9.0 LTD combinación de relación de transmisión, se puede ver que 3.3, 2.6 y 1.6, tres relaciones de transmisión han aparecido dos veces.

 

Relación de engranajes

Cualquier sistema de cambios en una bicicleta está ajustado a la relación de transmisión. El cálculo de la relación de transmisión ya se ha mencionado, pero ¿cuál es la relación de transmisión? Esta representa el número de revoluciones de la rueda cuando la manivela / una revolución. Por ejemplo, si la relación de transmisión es 4, significa que la rueda girará durante 4 vueltas cuando el pedal gire durante 1 vuelta. En el caso de cierta cadencia, cuanto mayor es la relación de engranajes, más rápida es la velocidad, por el contrario, cuanto más lenta es la relación de engranajes, más lenta es la velocidad. El cambio de la relación de engranajes se logra utilizando un desviador delantero y un desviador trasero.

 

Desviador delantero o descarrilador

El desviador delantero ajusta la posición de la cadena de la bicicleta que cuelga de las bielas. El descarrilador siempre se ajusta con la palanca izquierda. En resumen, el desviador delantero solo tiene dos efectos de cambio: ajustar la cadena a la biela grande y de la biela pequeña. El concepto de relación de transmisión es combinado, El uso del desviador delantero ajusta el numerador en la fórmula de cálculo de la relación de transmisión: se proporciona una relación de transmisión más grande para el ajuste de la biela grande, y se logra una relación de transmisión más pequeña al ajustar de la biela pequeña.

Ajusta el desviador delantero con la mano izquierda.

El efecto de cambio del desviador delantero: cambia la posición de la cadena a la biela arriba (izquierda) o abajo (derecha).

 

Desviador trasero o tensor

El cambio trasero es la transmisión utilizada con más frecuencia en el uso diario, y se ajusta a la posición donde la cadena de la bicicleta se conecta a los piñones. El desviador trasero siempre se ajusta con la palanca de la mano derecha. Al igual que el delantero, también tiene dos efectos de cambio: ajustar la cadena al piñón grande y ajustar la cadena al piñón pequeño. Aun confiando en el concepto de relación de transmisión, el desviador trasero se usa para ajustar el denominador en la fórmula de cálculo de relación de transmisión, por lo que podemos saber de inmediato que traerá una relación de transmisión más pequeña al ajuste del volante grande, y el ajuste del volante más pequeño traerá mayor proporción de los dientes.

Usa la mano derecha para ajustar el desviador trasero.

El efecto de cambio del desviador trasero: cambiar la posición de la cadena hacia arriba (izquierda) o hacia abajo (derecha).

 

Cambios de velocidades

El desplazamiento y cambios de las velocidades varía según el tipo de recorrido, por lo general una carretera plana de alta velocidad, carrera de competencia o cuesta abajo, tiene que usar una relación de engranajes grande; la carrera de baja velocidad, para pasear o para escalar la pendiente necesita usar una pequeña relación de velocidad. Entonces, ¿hay momentos ideales para cambiar de velocidad?

1. Al cambiar de marcha. ¡Recuerda seguir pisando! el cambio solo cambia la posición de la transmisión. Solo al confiar en la potencia y la conducción del pedaleo, la cadena se cuelga de nuevo a la biela / piñón.

2. Cambia cuando el pie derecho esté arriba. Específicamente, cuando el pie derecho está en la parte superior del pedal, se realiza el ajuste de la transmisión. ¿Por qué se hace esto? Primero, casi todas las transmisiones de la bicicleta están en el lado derecho de esta, y, en segundo lugar, ya sabemos la transmisión que requiere el cambio. Combinando los dos, podemos inferir que, si el pie derecho se desplaza y se adelanta en la parte superior del pedal, la conducción causada por el pedaleo fácilmente colgará la cadena en una nueva posición. Este cambio es más efectivo, mientras que minimiza el cansancio.

3. El cambio debe estar predeterminado, y debe ser avanzado. Especialmente al subir una colina, si ingresas a la pendiente con una relación de transmisión relativamente grande, es probable que no puedas moverte después de pisar tres o dos veces, y la tensión en la cadena será grande en este momento. Cuando se ajusta a una relación de transmisión pequeña, a menudo la oirás. Un ruido fuerte. Ocasionalmente, no daña una o dos veces. A la larga, causará daños irreversibles en la cadena, la transmisión, la biela y el piñón.

4. El cambio debe ser frecuente y oportuno. Cuando las distancias son largas, las condiciones de la carretera cambian constantemente. La relación de transmisión obviamente no existe, por lo que es necesario cambiar de marcha y cambiar el tiempo de acuerdo con las condiciones de la carretera. ¿Cómo puede ser oportuno? De hecho, los cuerpos de las personas pueden hablar. Cuando se encuentra en una pendiente cuesta abajo, la cadencia se acelerará de forma natural, y la cadencia se reducirá de forma natural cuando está cuesta arriba, lo que significa que es necesario cambiar. Si hay un medidor de cadencia (o un cronógrafo con una función de cadencia), se puede utilizar para cambiar la velocidad. Cuando el camino es generalmente plano o cuesta arriba, se recomienda la cadencia en 85-105; si es cuesta arriba, se recomienda la cadencia en 65-90. Por supuesto, esto también varía de persona a persona. Incluso para los ciclistas profesionales, algunos tienden a tener dientes más pequeños que la cadencia alta, mientras que otros tienden a tener dientes grandes y cadencia más baja.

5. Combinación de transmisiones delantera y trasera. Suponiendo que la relación de transmisión actual sea apropiada, si solo hay un ligero cambio en la carretera (como pendientes suaves, ondulaciones, etc.), solo se puede lograr un cambio más eficiente con el cambio trasero. Si las condiciones de la carretera en la parte delantera cambian considerablemente (por ejemplo, grandes pendientes, etc.), el desviador delantero generalmente se ajusta primero y luego el desviador trasero se usa para un ajuste fino.

6. No cruces la cadena. Al cambiar de puesto, trata de evitar el más grande con el más pequeño. En primer lugar, las dos combinaciones no proporcionan una relación de engranaje de alta eficiencia. En segundo lugar, en estos casos, la dirección de la cadena y la bicicleta no están en un plano horizontal. En este momento, la cadena tiene una tensión desigual, el sistema se desgasta más rápido y puede estar dañando drásticamente la transmisión, ¡Recuerda no cruzar la cadena!

▲ Cuando la cadena está cruzada (arriba), la dirección de desplazamiento entre la cadena y la bicicleta no está en el mismo plano. Cuando no hay una cadena cruzada (la siguiente figura), no existe tal problema.

 

Creo que después de comprender la relación de transmisión, tanto como delantera y trasera y las precauciones de cambio, los novatos tendrán una nueva comprensión de las bicicletas de carretera. A través de un período de práctica, todos pueden cambiar más rápido, mejorar su desempeño y tener una bicicleta con mayor rendimiento. ¡Feliz viaje y que ruedes de la mejor manera!